My Cart
0,00 

Grosella

Vereis en este grupo tanto a las grosellas rojas, rosadas, como a las blancas.¿Por qué?
La grosella roja es Ribes rubrum y la blanca Ribes sativum o sativa; son dos especies que por nomenclatura son diferentes pero que, para andar por casa, casi son iguales (salvando las pequeñas diferencias botánicas que las habrá…). También tenemos las rosadas, que han existido y han seguido desarrollándose a la vez, y que la mayoría son Ribes rubrum.
Hubo un tiempo atrás, en el que muchas casas en el campo, tenían alguna grosella plantada en alguna esquina ( esto también ocurría con la uva espina, por lo menos en nuestros alrededores ); era un arbusto mediano que no ocupaba mucho espacio y apareció como algo bastante exótico para zonas donde los inviernos eran fríos.
No sé si se usarían mucho en su momento, pero el caso es que todavía se podían encontrar incluso en casas ya derruidas…
La presencia de las grosellas rojas y blancas en la historia botánica se empieza a hacer notar ya hacia el siglo XVI , introduciéndolas como plantas de jardín en Holanda, cuna del cultivo y conocimiento de las grosellas y van desarrollándose lentamente hasta que ya empiezan a estudiarla para producir fruta en el siglo XIX y aparecen las primeras variedades comerciales buenas a principios del siglo XX ( la variedad Jonkheer Van Tets como referencia hasta no hace mucho tiempo…). Esto ocurre también en America del Norte, con la variedad Red Lake.
La grosella roja y blanca, según variedades, son arbustos relativamente pequeños , con una altura de 1,5-1,8 m de altura y alrededor de 1 m de anchura. Muy ramificados desde la base, producen racimos de flores , muy pequeñas que no llaman la atención a menos que te acerques y las contemples con calma, ya que entonces comprenderás la “prisa” que tienen esas flores en polinizarse. Las flores ya tienen la forma de un grano de la grosella pero todavía está abierto, y que se cerrará en cuanto el polen penetre y comience el proceso de fructificación. Al día siguiente , exagerado, de ver las flores ya puedes tener los primeros racimos cuajados…
Los mejores racimos de fruta se producen en ramas de 2 y 3 años por lo que la poda debe ser regular y bastante drástica, pues se deben eliminar, cortar, casi por completo esas ramas , desde la base, para producir en la planta una renovación de las mismas. Tened en cuenta que al hacer esto, es totalmente recomendable tener un abonado también continuado para que la planta tenga la energía suficiente para seguir creciendo y fructificando.
Si no se poda, la planta va envejeciendo y apenas emitirá brotes nuevos desde la base con lo que todavía el proceso de envejecimiento se acelerará aún más…
Además de esta poda, el gran aliado para obtener unas buenas cosechas es elegir la variedad según las horas de frío ( horas que pasan en letargo con temperaturas por debajo de los +7ºC) que necesitan para una correcta futura floración y cuaje. El frío, y sobre todo las heladas, son el gran aliado de las grosellas ( y de todos los Ribes en general ). Así por ejemplo, una variedad como la Junifer la recomendamos para zonas costeras y con pocas horas de frío, mientras que la variedad Jonkheer Van Tets, mítica donde las haya, es para zonas con muchas horas de frío.
No son exigentes en cuanto al tipo de suelo y pueden llegar a adaptarse a phs incluso algo por encima de 7, si bien preferirán ph algo ácidos para obtener los elementos que les interesan. Eso sí, ricos en materia orgánica, para poder mantener ese vigor del que hemos hablado en relación a la renovación de ramas.
Suele madurar a principios de verano; bueno, solía, ya que hoy en día gracias a la diversidad de variedades podemos recoger grosellas rojas hasta en el mes de Agosto (variedad Augustus).
El racimo de la grosella roja y blanca es perfecto, brillante, translúcido como gemas redondas a esas últimas horas de la tarde del verano, un espectáculo. Quién no se ha puesto unos pendientes con los racimos de grosella ? No solo existen los pendientes de cerezas…. ehh?
De sabor son ácidas ( las blancas algo menos ) y si bien algunas variedades nuevas tienden a ser algo más dulces, al fin y al cabo son grosellas ¡Y las grosellas son ácidas…!
Esta acidez está diréctamente relacionada con lo que ofrece a nuestra salud;
Se caracterizan sobre todo por su alto contenido en vitamina C (más de la mitad del requerimiento diario), mucho hierro y potasio . Además, contienen altos niveles de pectinas y fibras, beneficiosas para una digestión saludable. En el género Ribes son los que tienen el menor contenido de azúcar: solo tienen alrededor de 30-10 kcal por cada 100 gramos, lo que definitivamente no hará engordar a nadie…
Normalmente las vamos a encontrar en repostería como adorno ( espero que se las coman ya que entonces valorarán el dulce en sí) pero también las podemos consumir en fresco en ensaladas, mezclados con los mueslis, crueslis… aunque la fama, la verdadera fama la lleva la mermelada.
¿Os atreveis a quitarle el podio a la mermelada? Probad recetas , que las hay, y ya nos contareis…

Showing all 25 results