My Cart
0,00 

Viburnum

No se trata de un género demasiado prolífico entre sus especies comestibles pero os podemos presentar unas variedades, que me imagino no se usarán comercialmente por su fruta, pero que perfectamente vamos a poder introducir en nuestros jardines y bosques comestibles.
El Viburnum, aunque se adapta bastante bien, prefiere los suelos fértiles y húmedos.
Y su lugar será al sol, pero sin pasarse…
Arbustos bajos, de hasta 2,5 m de altura, de copa irregular y suelta. De hojas grandes y palmeadas de color verde oscuro y brillantes.
Las flores que se agrupan en inflorescencias de hasta 10 cm de diámetro, que se abren en Mayo ( y que requieren de polinización cruzada para producir fruta en condiciones ) darán lugar una especie de racimos de pequeños frutos de hasta 8 mm de diámetro, rojo-púpuras, brillantes, superatractivos ( que también lo serán para los pájaros ) y que van a permanecer en la planta, si no “desaparecen” o se recogen antes, casi hasta el invierno.
Se recomienda su consumo cocinados, transformados en mermeladas, gelatinas, salsas, etc, si bien se pueden comer directamente ( tienen un toque amargo), no se deben comer muchos, y mejoran después de ser congelados.
Se caracteriza por su alto contenido en vitamina C: 100 g de fruta congelada contienen de 45 a 60 mg de vitamina C.
Es una gran candidata para el adorno comestible, una gran aliada de los setos comestibles combinados, y sobre todo, un canto a la diversidad!

Showing all 3 results