My Cart
0,00 

Cornus

No es muy conocido por estos lares el Cornus mas.
De manera silvestre siempre hemos tenido presente el Cornus sanguinea, famoso por su densa, dura madera, con la que antaño se realizaban multitud de utensilios.
Esta especie de Cornus, manteniendo las propiedades de su pariente, además, produce una fruta ( y una floración) que verdaderamente os va a gustar. Eso espero.
Si bien se distribuye en zonas de roca caliza, desde Girona mismo, hasta Austria, Polonia y más allá, su uso y profusión de variedades principalmente se ha centrado en la zona este y central de europa.
En esas zonas, la variedad es inmensa y unas cuantas ya cuentan con la importancia suficiente como para ser variedades específicas y reconocidas.
Es verdad que, a medida que este fruto va cogiendo fuerza, más y más países empiezan a experimentar, y comienzan a surgir variedades nuevas fuera de sus orígenes más conocidos.
Como planta, se podría definir como un arbolito ( alrededor de 3 metros de altura max. pero con una envergadura reducida ) que tiene un crecimiento al principio lento, y rápido desde el 3 año hasta el décimo año, más o menos , que es cuando ya se estanca y necesita de alguna poda de renovación.
Cada variedad puede adquirir una forma totalmente distinta a otra ( hay un cuento Rumano , creo que era, que relacionaba la forma , sin forma , de los Cornus con un oso impaciente que no pudo esperar a comer la fruta desde Febrero, Marzo que es cuando florece (en plena nevada!) hasta que madura en Agosto y que con sus garras, desesperado, “desfiguró” el árbol del Cornus en su ansiada espera).
Tiene un sistema radicular efectivo, e incluso permite que se planten en terraplenes, con poca tierra. Y además dando fruta! ( en nuestro vivero, particularmente , tenemos 4 o 5 plantas en un relleno de piedra y tierra y se dan perfectamente!).
Pero tranquilos, porque no son agresivos en el caso de querer plantarlos cerca de casa.
Como ocurre en otras especies, es totalmente recomendable plantar dos variedades distintas para una correcta polinización , y así recoger fruta de los dos arbolitos ( puedes tener uno de fruta roja, o negra, y otro de fruta amarilla…).
Hablando de polinización, el espectáculo tan sutil que ofrecen las flores amarillas en pleno invierno pocas veces se puede admirar. Quédate un rato junto a los árboles en flor y sabrás de lo que te estoy hablando…
Las flores se polinizan a través del aire y con la ayuda de los pocos insectos que están activos en esas fechas.
La fruta: la podríamos definir en su forma como una cereza-ciruela, con un hueso ligeramente alagardo.
Una cuestión importante es saber cuando recogerla: tiene que estar bien madura, que es casi en el momento en el que empieza a caerse del árbol; cuando coges la fruta en la mano y se te queda en ella sin esfuerzo.
En producciones grandes, también se suelen utilizar redes debajo.
Son dulces y ligeramente ácidas con un toque astringente, que es menor cuanto más maduras estén. Esta astringencia también se quita, si se tienen unos pocos días, esos frutos en el frigorífico.
Las variedades amarillas aún son más dulces y tienen un “ligero” toque a piña.
Ricas en Vitamina C y otras vitaminas, también son muy ricas en antocianinas ( las variedades rojas y negras).
Además contienen bastante pectina: El Cornus mas es el candidato a proveernos una de las mejores frutas que vamos a encontrar para realizar mermeladas y jaleas.
Tiene incluso un licor específico, como aquí sería el pacharán, con fruta del Cornus, caramelo y un aguardiente neutro.
Bueno, a ver que os parece. Tiene buena pinta no?

Showing all 15 results