My Cart
0,00 

Uva Espina

Cuando empezamos a producir fruta de uva espina hace unos 8 años, pensabamos que podríamos haber encontrado un nicho todavía poco ocupado. Vamos, que pensabamos que ibamos a triunfar…
Pero no fue así; ofrecíamos la mejores variedades de fruta de uva espina que había, pero a no ser que las enviáramos a mercados lejanos que sí las valoraban, los mercados cercanos únicamente estaban relacionados con la repostería y poco además…
Así que poco a poco tuvimos que desistir de nuestra “estrategia” y durante los siguientes años, tuvimos que vender la fruta principalmente para pequeños productores de mermelada, que sí que valoraban verdaderamente estos pequeños y valiosos frutos.
¡La mermelada de uva espina es algo de lo más exquisito que probarás!
Así que siempre que un productor profesional viene a nuestros viveros le solemos explicar que tiene que tener a esos clientes más o menos fichados sean para vender la fruta en fresco como para las mermeladas.
Definitivamente por ahora, esta especie se destinará a los pequeños horticultores, jardines, bosques comestibles ( es un perfecto sotobosque externo) y para casa también en terrazas y balcones.
Pero ya llegarán tiempos en los que los podamos encontrar en cualquier mercado, ya que es una fruta verdaderamente interesante, exquisita y gran aliada de nuestra salud.
Ribes uva crispa, de la familia de las grosellas, Ribes,( es una grosella espinosa ), produce frutos parecidos a la uva y a la hora de comerlos son crispy, son crujientes en el primer mordisco.
En la traducción a uva espina, la uva se refiere a la forma de la fruta y espina…. Esta claro no? ¡Pero es que también existen variedades sin espinas!
Son arbustos relativamente bajos, que pueden alcanzar los 1,5 m de altura y algo menos que 1m de ancho. Producen bastantes ramas desde la base por lo que en variedades con espinas hay aclarear la planta y dejar no demasiadas ramas para que luego la cosecha no sea tan problemática por las espinas… De todas formas, y aunque ya os lo explicaré aparte, para las grosellas en producción comercial, cuando se trata de fruta para consumo en fresco, se suelen hacer formaciones en cordón, que explicado simplemente no es más que una única rama o brazo a la que se la poda durante unos años las ramillas fructíferas y de la que se le cosecha la fruta, y cuando ya empieza a “envejecer” se deja que brote una rama o brazo nuevo desde la base y así ya se puede renovar la planta.
Bueno, al tema; Los requerimientos en cuanto al suelo son los mismos que los de el resto de las grosellas, admiten casi cualquier suelo , con ph comprendidos entre 5,5 y 7,5 , incluso algo duros pero que no se encharquen. Pero eso sí, con mucha materia orgánica. Y como ocurre con las otras grosellas, debido a esas podas fuertes, en las que quitamos ramas enteras, la planta necesitará de un buen abonado para mantener ese vigor y ritmo de producir fruta.
Sí son exigentes en cuanto a las necesidades de frío; cuanto más mejor. Si bien hay variedades ( como puede ser la Captivator, sin espinas) que no necesitan de muchas horas de frío ( horas en letargo con temperaturas por debajo de los +7ºC) la mayoría agradecerán heladas invernales, que se traducirán en muy buenas cosechas.
Las flores son diminutas y cuajan rápido, como todas las grosellas, por la prisa que tienen por desarrollar el fruto antes de los grandes calores del verano.
La fruta que puede ser amarilla, verde o roja ( en todas las tonalidades posibles ) viene a madurar a partir de Junio hasta finales de Julio, según variedades. Normalmente las variedades rojas son algo más dulces, seguidas de las amarillas y por último las verdes pero siempre hay alguna que se sale de esas pautas…
La fruta es una verdadera sorpresa; la coges, si es entre espinas ya lo valoras más aún, la metes a la boca y sientes esa piel… muerdes y cruje. De repente, en la boca se une lo ácido de la piel con lo dulce, según variedades más o menos, y no puedes parar de masticar para mezclarlo aún más… Eso es la uva espina. Preguntádselo a los niños y niñas que una vez probado tendrán que tener una buena armadura ya que se tirarán a por las frutas…
Armadura de salud, es la que vamos a poder crear en nuestro organismo si consumimos estas frutas;
Contienen muchos nutrientes esenciales, como las vitaminas C, A, folato (B9), ácido pantoténico (B5), piridoxina (B6), tiamina (B1), E y minerales como calcio y magnesio previniendo la osteoporosis, potasio colaborando a equilibrar la presión arterial, hierro, evitando la anemia, y fósforo.
También su riqueza en fibra dietética que constituye el 26 por ciento del valor diario recomendado, tiene la capacidad de mantener una piel saludable, así como de ayudar prevenir diferentes enfermedades tal como el cáncer de colon, además de estimular la regularidad intestinal y reducir el riesgo de estreñimiento.
Con bajos niveles energéticos, no contienen grasas y son ricas en ácidos grasos omega-3, y en polifenoles antioxidantes.
También las flavonas y las antocianinas presentes tienen numerosos efectos beneficiosos para la salud como por ejemplo contra , el envejecimiento, la inflamación y las enfermedades neurológicas.
Las propiedades antioxidantes de los polifenoles y vitamina C favorecen y refuerzan la inmunidad y también ayudan a ralentizar el proceso de envejecimiento ya que la vitamina C es necesaria para la producción de colágeno, por lo tanto, hace que se mantengan sanos la piel y el cabello. Y con su vitamina A logramos tener una mejor salud ocular, reduciendo el cansancio y potenciando esa visión con poca luz
Todas estas cualidades expuestas evidentemente no son de cosecha propia, y son enumeradas por la diversa bibliografía que podemos encontrar.
Tal y como me han enseñado mis padres, la salud a través de los alimentos adecuados es la verdadera salud con cimientos, la que perdura, así que espero que la uva espina sea uno de esos ingredientes, en vuestra cesta de frutos, y sobre todo en la de los niños y niñas, no esencial, pero sí muy valiosa.

Showing all 27 results