My Cart
0,00 

Higueras

Como una planta tan rústica y tan poco pedigüeña podría darnos esos frutos tan dulces?
Particularmente las higueras son eso, super agradecidas.
Quién no ha visto una higuera crecer entre rocas o piedras, sin apenas tierra de la que alimentarse y encima tener energía para darnos una fruta tan potente?
Teniendo en cuenta su gran adaptabilidad y su prolifico fruto, es muy normal que haya tantas y tantas variedades, y tantos nombres para las mismas variedades, tanto de forma local como fuera de las fronteras.
En Lurberry iremos poco a poco incorporando variedades hasta completar una colección interesante , esperamos.
Ofreceremos variedades bíferas, que nos darán brevas e higos, y uníferas, que nos darán higos. Ahí va una pequeña explicación:
La higuera tiene la capacidad de generar, en cada nudo o metámero de sus brotes: una hoja, una yema vegetativa y un fruto. Si las condiciones climáticas permiten que el brote crezca, habrá nuevos nudos y, por lo tanto, nuevos frutos. Los frutos que van madurando mientras el brote va creciendo son los higos. Al acercarse el invierno hay pequeños frutos formándose en los ápices de los brotes que no alcanzan a madurar por falta de temperatura y el brote entra en receso. En la primavera siguiente, cuando las temperaturas empiezan a subir, comienza la brotación y dichos frutos retoman su crecimiento dando origen a las brevas.
De esta forma, los “higos” son los frutos producidos en el brote de la temporada durante fines de verano y otoño; mientras que las “brevas” son los frutos producidos en el brote de la temporada anterior o madera de un año durante la primavera.
Siendo una planta muy rústica en cuanto a suelos se refiere, es algo , más delicada en cuanto a los rigores del invierno y la salida a la primavera, por las heladas tardías. En la península no tiene grandes problemas a excepción de las zonas más frías y continentales, y luego la alta montaña.
Es una especie que se adapta y cuando se establece bien, es difícil que tenga problemas de ningún tipo.
Los higos son puro azúcar y eso ya nos dice la situación en la que la tenemos que plantar: a pleno sol. Sobre todo en las zona norte donde si además la ponemos en una ladera sur, toda esa energía de sol la traducirá en sus frutos.
En zonas donde el invierno y el verano son suaves, y con lluvias repartidas, las higueras se van a encontrar en la gloria, pero no nos darán tantos frutos , ni tan dulces. La higuera crecerá y apenas frucitificará.
De receta propia, solemos aconsejar a la hora plantarlos en zonas como las que comentaba anteriormente, hacer un hoyo un poco ancho pero no demasiado profundo y poner piedras alrededor de la pared del hoyo haciendo una especie de murete, sin grandes complicaciones eh?, con el objetivo de que las raíces hagan tope con las piedras y la planta al tener un parón en el crecimiento , empieza a dar fruta y luego ya se va homogeneizando el crecimiento con la fructificación.
Va a necesitar espacio, por lo que, a excepción de algunas variedades más adecuadas para espacios reducidos ( como pudiera ser la Brown Turkey un buen ejemplo ), hay que reservarle un trozo de terreno adecuado.
En zonas con el calor estival necesario, y unas marcadas estaciones, la higuera con fines comerciales, se puede y se debe podar para un buen manejo y obtener así fruta de calidad. Sin embargo, sin poda alguna o con muy poca poda, seguirá dándonos fruta , a kilos, para consumo propio.
Vamos lo que decía antes , que es muy agradecida.

Showing all 13 results